¿Eres feliz?

Esta será una entrada un poco más personal…

A menudo me encuentro con gente que acude al Reiki motivada por el descontento interno y la expectativa de que su practica lo reemplazará con felicidad.

Recuerdo una vez que un alumno me preguntó directamente: “¿y tú eres feliz, Rita? digo, con la práctica del Reiki”. No pude evitar sonreir. La verdad es que no tenía una respuesta preparada para esa curiosa pregunta: nunca me había preguntado si lo era, feliz…. ¿por qué habría de hacerlo? pero de pronto tomé conciencia y me di cuenta de que lo soy bastante, definido eso sí, bajo mis propios términos. Quizá por eso, no me lo había preguntado antes. Era algo tácito: vivía (y vivo).

Aficionada como soy a la creatividad artística, a la naturaleza, al conocimiento de la mente y el espíritu humano, reconocí que encuentro gran placer y satisfacción en lo simple, en un café compartido, una rica cena calentita, andar descalza, meter los pies en el mar, oler el aroma de un incienso, bailar una música que me encante, ver a mi gatita dormida en mi cama, hacer manualidades, gastar pinturas (todavía es pronto para llamarle pintar jaja!), soñar, mirar a los ojos a otro ser humano y VERLE de verdad, observar todo lo que tengo, lo que soy …

No sé si es por el reiki de tantos años, o si se trata de una actitud vital de apreciación de lo que la vida nos ofrece, sobre todo, de aquellas cosas que son gratuitas y que son tan comunes, tan del diario vivir, que suelen pasar desapercibidas mientras buscamos la utópica felicidad allá afuera, más o menos consistente en: cuando todas las personas, los asuntos y los astros se alíneen a nuestro favor. Como todo ser humano, no estoy exenta de crisis, grandes y pequeñas, de dificultades y hasta de alguna dolencia ocasional, pese a que en general gozo de muy buena salud, pero nunca he conocido esa alineación ideal de todo. Más me siento a gusto en el mundo, aunque también reconozco que no es una empresa fácil vivir en el.

Otra pregunta de otra persona que también venía por Reiki, nuevamente me desafió: “¿cuál es el sentido de la vida aquí?”, me lo preguntaba realmente desesperanzada. Sentí ternura por este ser, yo nací haciéndome esa pregunta, creo que desde que conocí el lenguaje, fue mi primera preocupación. Los años y las canas, me han enseñado sin embargo, que la vida no tiene ningún sentido que haya de venir desde fuera. El sentido de mi vida es el que yo le quiera dar. Eso deja el balón en mi terreno, así que desde entonces me he enfocado en otorgarle un sentido a mi vida…. a drede, uno que comienza en VIVIR.

Cuando lo he hecho, entonces de pronto, la felicidad me ha sorprendido….. después de todo, sentido y felicidad, van de la mano. La felicidad es la condición humana natural en su esencia (basta observar a un bebé), por tanto, no ha de ser creada, antes bien, ha de ser redescubierta, vista con nuevos ojos… dentro, siempre dentro… y automáticamente el sentido, el propósito, es revelado.

La felicidad puede ser esquiva, cuando vemos hacia afuera, cuando nos enfocamos en aquello que la nubla. Más si te quedas en silencio, en la calma, la encontrarás esperándote, a cada instante y tan cerca como tu propia respiración..

Si no, siempre hay ayudas…. algunos temazos como éste, que provocando un estado interno, me inspiran…. :-)

©Rita Páez – http://ReikiEnCastellon.com

Para recibir más artículos y tips como estos, suscríbete a las actualizaciones del blog, pulsa AQUI (y no olvides confirmar!!)

****

PRÓXIMAS ACTIVIDADES, VER EN AGENDA

 

Difunde esta información:
Facebook facebook   Twitter twitter   Email email  

3 comentarios para “¿Eres feliz?”

Deja un comentario

boletinRC

aprender reiki en castellon
Maestra Federada Nº 3494
Maestra Federada Nº 3494
Nos visitan

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR