Liberación emocional con Reiki

Entre la variada gama de alternativas de las que disponemos para liberar emociones, se encuentra el Reiki como un método sencillo y eficaz para ayudarnos a gestionarlas adecuadamente.

Las emociones son energías móviles, energías que promueven el movimiento de alguna u otra forma. Etimológicamente ya está implícito en la propia palabra: e-moción (moción = movimiento). Así cuando sentimos miedo se dispara el mecanismo de huída, la ira quiere atacar, la melancolía quiere llevarnos dentro, la alegría nos hace saltar, etc.

Las emociones tanto positivas como negativas, parecen estimular acciones muy fuertes, y esa señal es la que las hace tan importantes en nuestra vida. Las emociones guían y provocan nuestras acciones.

Muchas veces tus emociones no son lo que querrías experimentar en una situación concreta. De modo que las reprimes, y al hacer esto impides la salida o movimiento de esa energía que al no poderse exteriorizar, se acumula en algún lugar del organismo hasta que progresivamente esa área se siente afectada por la sobrecarga energética indebida y produce lo que denominamos un bloqueo.  Un bloqueo puede generar desde un simple malestar pasajero, hasta una enfermedad real del cuerpo físico.

Nuestro comportamiento es, a largo plazo, el resultado de nuestras emociones, si somos capaces de influenciar las emociones, podemos conseguir efectos extraordinarios no sólo en la salud, sino también en nuestras habilidades de cambio y mejoramiento personal.

Si reprimir una emoción es conservarla y promover la posibilidad de producir un efecto bloqueante, lo contrario es sintonizarse con su naturaleza, liberarlas y fluir con ellas, ponerlas en movimiento y con ello conseguir un mayor bienestar, autonomía y tranquilidad.

Cuando te encuentres presa de una emoción fuerte que te abruma (una emoción tóxica), una forma muy sencilla de gestionarla es a través del uso del Reiki en un ejercicio muy eficaz.

1. Activa el Reiki en tus manos y colócalas en la zona del cuerpo donde sientes la emoción.

2. Introdúcete plenamente en la emoción hasta sentirla en cada célula de tu cuerpo.

3. Respira completa, profunda y conscientemente en todo momento.

Imagen: Raine Hilton

Si lo has hecho debidamente, en menos de 5 minutos podrás sentir un alivio importante si no total.

El sentido del ejercicio es el siguiente:

En primer lugar introducimos energia pura y sutil a nuestro sistema energético a través del uso del Reiki. Dada su característica armonizadora, transmitirá energía equilibrada que ha de apoyar la descarga emocional y a su vez, balanceará tu propia energía.

En segundo lugar, y muy importante, sentir la emoción es ponerla efectivamente en movimiento, es decir, seguir su naturaleza. Aquí no hace falta racionalizar, ni mucho menos censurar todo aquello que surja (no hay que centrarse especialmente en el diálogo interno), se trata sólo de SENTIR. El bloqueo se forma precisamente por el juicio, si no nos permitimos sentir una emoción por juzgar que no está bien hacerlo, la encerramos dentro nuestro. Cuando me refiero a sentir, quiero decir expresamente, zambullirse de lleno en ella.

Por último, la respiración nos ayuda a combustionar la energía puesta en movimiento.

Simple, sencillo y eficaz, como todo lo que proviene del Reiki. Experiméntalo y me cuentas tus experiencias.

Gracias por estar ahí!

©Rita Páez –  http://ReikiEnCastellon.com

Para recibir más artículos y tips como estos, suscríbete a las actualizaciones del blog, pulsa AQUI (y no olvides confirmar!!)

***********

PRÓXIMAS ACTIVIDADES EN AGENDA:

Difunde esta información:
Facebook facebook   Twitter twitter   Email email  

9 comentarios para “Liberación emocional con Reiki”

  • Victoria dice:

    Qué razón tienes Rita cuando dices que cuando se trata de emociones negativas no nos permitimos experimentarlas, bien porque no queremos sufrir o bien porque creemos que está mal sentir celos, envidia, miedo, odio… La emoción nos sorprende, ya que la experimentamos contra nuestra voluntad (racional) y se nos olvida que ese lado oscuro forma también parte de la dualidad yin-yang de este mundo y de nosotros mismos como seres humanos. Muchos querríamos ser solamente “buenos”, “compasivos” y “cariñosos” en todo momento, pero la primera persona con quien debieramos serlo es con nosotros mismos, aceptando nuestra propia naturaleza y a las emociones o experiencias vitales como un aprendizaje valiosísimo. Quien viva encerrado en una torre de cristal, no aprenderá nunca nada más allá.

    Doy fe de que con Reiki se pueden liberar esas emociones reprimidas, enquistadas… incluso las de origen muy antiguo. Es un método sencillo y muy eficaz… y sorprendente cuando se comprueba la magnitud de la liberación. Después del estallido, la sensación es de un inmenso alivio y una gran paz interior.

    • Rita dice:

      No hay botón “me gusta” para pulsarlo en tu comentario jeje! gracias por comentar.
      No sé por qué todos aceptamos que hay noche y día, frío y calor, luz y oscuridad y en cambio, cuesta aceptar que dentro nuestro hay bien y mal… y digo “dentro nuestro” porque por lo general resulta muy fácil verlo en los demás :). Lo cierto es que hasta no integrar nuestro lado oscuro no seremos seres completos. Cada emoción juega un papel y nos ofrece una información, empoderante o desempoderante, como la queramos emplear. Más en un próximo post… ;-)

  • Miguel Ángel dice:

    “…no nos permitimos experimentarlas, bien porque no queremos sufrir o bien porque creemos que está mal sentir celos, envidia, miedo, odio…”

    Ahí está Victoria, eso es parte del enorme trabajo de superarnos, nunca se podrá traspasar el límite que nos frena mientras no se acepte la parte oscura, es decir, mientras sin reproches nos digamos: Sí, a veces siento rabia, celos, odio, he deseado daño a alguien de tanto enfado, a veces manipulo, etc…

    Es un gran descanso asumirlo, porque a partir de ahí te ves más tranquilo y capaz para coger la lima y empezar a raspar. Mientras no se asuma estará siempre esa mancha sobre el lienzo blanco.

    Abrazos!

  • […] like button',unescape(String(response).replace(/+/g, " "))]); }); A raíz de los comentarios de mi último post en mi web de Reiki en Castellón, basado en un ejercicio de liberación emocional, me surge […]

  • Victoria dice:

    Gracias amigos, por estar ahí y compartir la vida.
    Qué gusto y alivio poder hablar de todos estos temas con libertad y sin tapujos…

    Como casi todo el mundo, aún me queda mucho que luchar contra la “mujer excesivamente buena”, (como tan bien la retrata Clarissa Pinkola estés en ese imprescindible libro para mujeres (y hombres): “Mujeres que corren con los lobos”) y aceptar e integrar a la “mujer esqueleto”, el lado oscuro, el yin, la cara oculta de la luna, la rueda de la vida/muerte/vida…

  • Sinceramente, creo que los bloqueos emocionales pueden ser liberados muchas veces, aunque ojo no siempre, a través de un trabajo intenso sobre el cuerpo, como instrumento de expresión de nuestra psique. El reiki sin duda puede ser de mucha ayuda en este proceso por otra parte difícil, dado que muchas veces los bloqueos han cristalizado.

    • Rita dice:

      De acuerdo contigo, en verdad hay muchas formas de llegar a este cometido. No obstante, y dado que esta es una web sobre Reiki, sugerimos este ejercicio de aplicación que es realmente muy efectivo también, y especialmente indicado en el momento justo de ser presas de una emoción fuerte (lo que evitará que luego se transforme en un bloqueo).
      Personalmente también he explorado esta liberación a través de la danza, el baile y el deporte con resultados extraordinarios y de hecho es una de mis formas favoritas. Y es que la e-moción nos invita a movernos y nada como estas actividades para poner nuestra energía en movimiento :).
      Un cordial saludo y muchas gracias por tu participación.

  • […] raíz de los comentarios de un post anterior basado en un ejercicio de liberación emocional, me surge la idea de escribir uno respecto al mensaje de las emociones menos agradables que de vez […]

Deja un comentario

boletinRC

aprender reiki en castellon
Maestra Federada Nº 3494
Maestra Federada Nº 3494
Nos visitan

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR